Conoce a… Javier García, la cara más visible de C&L

Conoce a… Javier García, la cara más visible de C&L

7 junio, 2018 0 Por CriadoyLopez

Javier García es una de nuestras caras más visibles ya que se encarga de atender a todos los clientes que acuden directamente a las oficinas principales de Criado & Lopez en El Ejido (Almería).

Os presentamos en esta entrevista su trayectoria en la empresa y hablaremos también de cómo trabajamos los pedidos de plástico y mallas agrícolas.

¿Quieres saber quién es Javi García? ¡Comenzamos!

 

Javi, para ponernos en situación, cuéntanos quién es Javi García, de dónde viene y cómo llegó a trabajar en Criado & Lopez.

Conocí Criado & Lopez  a través de la empresa Solplast donde estuve trabajando una campaña. Cuando este contrato se acabó, empecé a trabajar aquí ya que conocía el plástico y en la máquina con la que preparamos estos pedidos hacía falta una persona que conociera el producto a fondo. En principio, entré solo para trabajar durante el verano y me dedicaba sobre todo al plástico pero también empecé a hacer corte de otros productos.

Mis compañeros dicen que me adapté muy bien, incluso con las mallas agrícolas que era un producto con el que no había trabajado. Finalmente, me quedé más tiempo y tras un año me hicieron fijo. Esto fue en 2003 y 15 años después aquí sigo.

Mar de plástico Criado y López

Invernaderos en la zona de El Ejido (Almería), sede de la empresa Criado y López.

Hace unos años cambiaste de puesto, antes estabas de operario y ahora atiendes a los clientes. ¿Cómo fue este proceso de cambio?

En la maquina estuve 13 años trabajando y hace un par de años, en 2016, un compañero que conocía muy bien los plásticos dejó la empresa y hubo que buscar a alguien para reemplazarlo. Yo conocía el producto y a los clientes, tan solo tuve que hacerme con la parte administrativa.

 

“El trato con la gente me gusta mucho, vienen clientes que los conoces desde hace años y siempre es agradable ver cómo les va. El trabajo se agiliza mucho”

 

¿Cómo es un día normal en tu puesto de trabajo? ¿Cuáles son tus funciones?

Principalmente tengo que atender la ventanilla, a los clientes que vienen a recoger los pedidos o a los que directamente hacen el pedido allí mismo. Si tenemos en stock lo que necesitan coordino con los compañeros para que en ese momento se lo puedan llevar, si no, tramito el pedido y contacto con los proveedores o los compañeros de máquinas para poder informar al cliente cuándo podrá tener listo el material.

Me encargo también de resolver cualquier duda que los clientes puedan tener respecto a los plásticos o mallas agrícolas. La gran mayoría de los clientes viene con una idea clara de lo que necesitan pero si tuvieran cualquier duda les asesoramos, sobre todo con el tema de los virus, a los que nos vamos adaptando con nuevos agrotextiles que les hagan frente.

¿Qué es lo que más te gusta de tu puesto?

El trato con la gente me gusta mucho, vienen clientes que los conoces desde hace años y siempre es agradable ver cómo les va y hablar con ellos, son ya muchos años de relación. El trabajo se agiliza mucho y es agradable tener un trato tan cercano con ellos.

¿Y lo más complicado?

La buena gestión del tiempo es muy importante ya que tienes que atender ventanilla, el teléfono, los pedidos, albaranes….Es difícil que al final del día queden hechas todas las tareas porque muchas de ellas son consultas que hay que atender de forma individualizada y eso exige tiempo y dedicación.  A veces, lo más complicado es cuando un pedido, por múltiples razones, se puede demorar y tú sabes que el cliente lo necesita, te implicas personalmente porque su cosecha depende de ese material.

Respecto a los productos, hay algunos que son un poco más complicados, por ejemplo, cuando te piden medidas que no son estándar y tienes que ver si podemos hacerlo, o si necesitamos un pedido mínimo, etc.

________________________________

Para saber un poco más sobre plásticos agrícolas…

 

Siempre que hay consultas sobre plásticos, tú las resuelves, ¿por qué sabes tanto sobre este producto?

De la experiencia acumulada durante años trabajando aquí. Mis padres han tenido invernaderos y me he criado en este mundo pero al final, la experiencia, los años y el trabajo diario es lo que cuenta. El plástico de cubierta es más sencillo pero los acolchados son más complicados por la variedad que existe ya que, dependiendo de lo que el cliente necesite,  tiene una solución diferente.

 

“Resulta interesante ir viendo cómo los productos se van adaptando a las necesidades de los cultivos de nuestros clientes”.

 

 

Nave en El Ejido (Almería) de Criado y López

Javier García en la sede de Criado y López

Ahora que estamos en plena campaña de cambio de invernadero y que los agricultores están desinfectando la tierra y midiendo la finca para cambiar las cubiertas y bandas, ¿qué les recomendarías que tuvieran en cuenta?

Es importante tener en cuenta el cultivo para saber si hay que echar el plástico blanco o amarillo o térmico o no térmico. El amarillo da más sombra, el blanco da más luz. También hay que tener en cuenta que aunque el plástico a simple vista esté bien es conveniente cambiarlo a los 3 años o 3 años y medio ya que va perdiendo propiedades y eso afecta al crecimiento del cultivo.

En el caso del plástico para suelo, depende de los insecticidas que se utilicen para que el plástico haga mejor su función sin que llegue a dañar la cubierta.

 

 

¿Cuáles son las dudas más frecuentes que tienen los agricultores en relación a nuestros productos?

En el plástico de techo no suele haber muchas dudas, en el de desinfección sí que se dejan aconsejar porque hay más opciones y en función de las galgas y la duración tendrá un efecto distinto.

En las mallas, si han tenido virus, te piden más consejo sobre cuál deben usar. De las mallas de sombreo también preguntan por el porcentaje de sombra que se debe aplicar según el cultivo que tengan o el tiempo que esté haciendo.

 

“Es ilusionante el futuro que tenemos por delante”.

 

Plásticos y Mallas Agrícolas Criado y López

Plásticos y Mallas Agrícolas para invernadero.

 

¿Qué nos puedes decir sobre las innovaciones en los productos?

Están funcionando muy bien. En el sombreo, el año pasado los clientes se interesaron mucho por el de color plata porque da mucha sombra pero aporta menos temperatura en el invernadero.

Este año, ha tenido muy buena aceptación el tejido anti encamado frente al plástico acolchado que para melones y sandías suele dar más problemas de encamado ya que al ser plástico no filtra y crea pozas.

Resulta interesante ir viendo cómo los productos se van adaptando a las necesidades de los cultivos de nuestros clientes. Cuando llevas tantos años, ves que este afán de mejora, al final, suma en calidad en la producción y los clientes perciben el interés que tenemos por ir mejorando.

 

 

___________________________

¿Y cómo se plantea el futuro para Criado & Lopez?

 

También queremos preguntarte por los cambios que has podido ver en Criado & Lopez estos últimos años…

El cambio de instalaciones es más que evidente, hemos cambiado a mejor, tenemos más capacidad de stock y eso siempre es beneficioso. La nave parece muy grande pero cada día se nos va quedando más pequeña, eso es buena señal, crecemos más y se nota también en las nuevas oficinas que estamos preparando.

En cuanto a volumen de trabajo, se ha notado un incremento ya que si tienes más capacidad de trabajo puedes abarcar más mercados, todo va relacionado.

 

“Es fundamental que todo este engranaje funcione correctamente y que todos trabajemos acorde y con el mismo objetivo”.

 

¿Por qué crees que ha crecido tan rápido la empresa?

Tenemos más maquinaria, mejor, y más productiva. Ofrecemos más servicios y alcanzamos mayores medidas en nuestros productos porque hemos mejorado en el pegado de manta y podemos satisfacer muchas demandas de clientes a los que antes no podíamos darle cobertura.

Nave principal Criado y López

Criado y López – Fabricantes y distribuidores de Agrotextiles

¿Cómo quieres que sea Grupo Criado & Lopez en un futuro?

Da miedo pensarlo a veces, hemos crecido mucho en poco tiempo  y el cambio se nota en 15 años que llevo pero lo veo con optimismo e ilusión. Vamos a tener nuevas y mejores instalaciones que harán más fácil y cómodo el trabajo. Tengo ganas de ver los cambios que se harán en la agricultura y cómo nos adaptaremos nosotros a ellos con nuevas mallas que frenen la entrada de nuevas plagas… Es ilusionante el futuro que tenemos por delante.

¿Cuál es, en tu opinión, la mejor baza con la que contamos para conseguirlo?

Supongo que es un conjunto de varios factores: la maquinaria y las instalaciones que tenemos ayudan a crecer. Por otra parte, el personal y la experiencia con la que cuentan, tanto en el contacto con clientes y nuevos mercados como a la hora de realizar el producto final y su entrega. Es fundamental que todo este engranaje funcione correctamente y que todos trabajemos acorde y con el mismo objetivo.